Turbidez


TURBIDEZ

La turbidez en los líquidos está causada por la presencia de sólidos en suspensión no disueltos. Cuantos más sólidos en suspensión tenga el agua, más sucia parecerá y mayor será su turbidez. La turbidez se considera una medida de la calidad del agua.

  
 Puede determinarse midiendo la atenuación de las radiaciones que pasan a través del líquido; o bien midiendo la intensidad de la radiación dispersa o difusa. La difusión de las radiaciones es una de las propiedades de los líquidos y se utiliza para determinar la turbidez.
 Actualmente están reconocidos los métodos USEPA 180.1 y la Norma ISO 7027. Mientras USEPA 180.1 recomienda el uso de emisión en el visibles a una longitud de onda de 400-600 nm, la Norma ISO 7027 propone la luz infrarroja a 860 nm como fuente emisora.

La turbidez, leída en FTU (“Unidad de Turbidez de la Formazina”) está directamente relacionada con la presencia de materia en suspensión en el agua. La unidad de medida adoptada por la Estándar ISO es la FNU (Unidad Nefelométrica de Formalina), mientras que la adoptada por la Estándar EPA es la NTU (Unidad Nefelométrica de Turbidez). Los otros dos métodos usados para medir la turbidez son la JTU (Unidad de Turbidez de Jackson) y la unidad de Sílice (mg/L de SiO2). La tabla siguiente muestra la relación entre las diferentes unidades de medida:


El método Infrarrojo (ISO 7027)
 Mide la turbidez haciendo pasar un rayo de luz infrarroja de 860 nm a través de la cubeta que contiene la muestra a analizar. La fuente luminosa es un LED de infrarrojos. Los sensores están dispuestos, respecto a la dirección de la luz, a 90° para la luz dispersada y a 180º que detecta la luz transmitida.



El método USEPA
 Empleando el principio aceptado por la USEPA 180.1, se usa una LED como fuente emisora de luz a 525 nm, dos sensores dispuestos con ángulos a 90º para la luz dispersa y a 180º para luz transmitida, miden la turbidez y lo calcula teniendo en cuenta las dos señales que llegan a los detectores, mediante un cálculo algorítmico.


 Los nuevos turbidímetros HANNA tienen además la posibilidad de poder seleccionar la modalidad de medida en modo RATIO y NON-RATIO.
 
Modo Ratio
 
La luz de la lámpara de tungsteno pasa a través de la muestra y es transmitida a la fotocélula de Silicio (180º). Además, mide con el detector colocado a 90º la luz dispersa por los sólidos en suspensión. El microprocesador calcula la turbidez teniendo en cuenta la información que le llega de los dos detectores.
 
Modo Non – Ratio
 
El modo Non Ratio la turbidez se mide utilizando el detector colocado a 90º, debido a los sólidos en suspensión. Esta medida otorga al equipo las características nefelométricas.