Calibrar o verificar un termómetro, ¿cuál es la diferencia?

A pesar de que creamos que lo tenemos claro, la verdad es que a menudo, encontramos confusiones a la hora de hablar de calibración y verificación que pueden conducir incluso, a no conformidades a la hora de una auditoría.

A lo largo de este post describiremos cada uno de los conceptos y así entender cuál es la diferencia entre ambos.

calibrar-ajustar-hanna

Calibración

Según el vocabulario internacional de metrología VIM, la calibración es una operación que bajo condiciones especificadas, establece en una primera etapa una relación entre los valores y sus incertidumbres de medida asociadas obtenidas a partir de los patrones de medida, y las correspondientes indicaciones con sus incertidumbres asociadas. Y en una segunda etapa, utiliza esta información para establecer una relación que permita obtener un resultado de medida a partir de una indicación.

¡Hanna le recuerda!: conviene no confundir la calibración con el ajuste, a menudo llamado “autocalibración”.

El proceso de calibración consiste en definitiva, el comparar los valores que nos proporciona el instrumento a calibrar en relación a los valores que da un patrón.

¿Cómo se calibra un termómetro?

Un ejemplo sería la calibración de un termómetro. El proceso sería el siguiente: en un baño isotérmico a un punto determinado de temperatura, se pondría a medir la sonda patrón y la sonda del termómetro a calibrar. Se compararían entonces los datos obtenidos por el patrón a esa temperatura de calibración, con los datos obtenidos por el equipo a calibrar.

Se realizarían varias tomas de datos en los distintos puntos de calibración y con estos datos se podrían obtener datos como la media de los resultados, corrección respecto a patrón, desviación estándar o incertidumbre expandida del equipo. 

Con los resultados de una calibración podemos tener una estimación de los errores de indicación de un instrumento, o sistema de medición.

hanna-enac-calibrar-

¿Qué opciones hay para calibrar un termómetro?

ENAC vs trazable a ENAC

Dentro del servicio de calibración de termómetros o termoregistradores HANNA, podemos encontrar 2 opciones de certificación:

  1. Certificado de calibración ENAC (ENAC3P)
  2. Certificado de calibración trazable a ENAC (ENACHANNA)


1. Calibraciones ENAC

Calibraciones realizadas en laboratorio externo de calibración acreditado por ENAC según UNE-EN ISO/IEC 17025.
La certificación del termómetro con sonda se puede realizar dentro de un rango de -20 ºC a 550 ºC, donde se pueden seleccionar hasta 3 puntos, a elegir dentro de una tabla de temperaturas.

2. Calibración trazable a ENAC

Calibraciones realizadas en el laboratorio de HANNA certificado ISO 9001:2015 utilizando termómetro patrón certificado ENAC UNE-EN ISO/IEC 17025 por laboratorio acreditado.
La certificación del termómetro con sonda se realiza en 3 puntos fijos de calibración: -18,0 ºC, 0,0 ºC y 75 ºC, por comparación en medios isotermos respecto a termómetro patrón certificado.

Verificación

Según el vocabulario internacional de metrología VIM, es la confirmación mediante la aportación de evidencia objetiva (dato que respalda su veracidad) de que el equipo de medición cumple las características metrológicas para ese equipo.

Aunque en metrología la verificación puede conllevar la emisión de un certificado de verificación, no hay que confundirlo con la calibración, ya que el proceso de calibración conllevaría un análisis más detallado de la situación de nuestro equipo, mientras que en el certificado de verificación, se indicaría el valor obtenido respecto a un patrón e indicando si entra dentro de las tolerancias o criterios de aceptación esperados.

Para asegurarnos de que nuestro equipo esté midiendo correctamente y para obtener resultados de calidad, puede ser que necesitemos solamente saber que el equipo aún opera dentro de unas tolerancias o criterios de aceptación (establecidos normalmente por el cliente), o que se necesite una calibración completa, para así obtener todos los datos y evaluar si el equipo necesita reajustarse, repararse, limitar su uso, aplicar la corrección que nos indiquen dentro de los datos, etc.

Si hay algo que no le ha quedado claro y tiene todavía alguna duda, puede ponerse en contacto con nosotros en info@hanna.es.

Publicaciones Relacionadas: